Working Woman

Endomarketing: cómo conquistar a tu equipo y enamorarlo de tu marca

Una lovemark no se crea solo con estrategias de marketing para clientes, hay que conquistar y enamorar también, e incluso primero, al equipo que la trabaja.

¿Cómo se consigue eso? Practicando lo que se conoce como “endomarketing“

Qué es el “Endomarketing”

Este palabro que quizás no conozcas es la unión del prefijo griego endo, que significa “dentro”, y de la palabra marketing. Por tanto, Endomarketing es el conjunto de estrategias y acciones de marketing que la empresa hace de forma interna para:

mejorar la relación y el bienestar interno de los trabajadores y colaboradores de la empresa,
generar una mayor motivación,
conquistarlos y enamorarlos, igual que se trata de hacer con los clientes,
convertirlos en auténticos embajadores de nuestra marca,
reforzar sus lazos emocionales con la empresa para conseguir un mayor compromiso e implicación.

Un 62,7% asegura que no le importaría percibir un menor salario si otros factores le hicieran sentirse más feliz en su empresa y puesto de trabajo.
Un estudio de la empresa Zendesk sobre el índice de satisfacción de los clientes, realizado a través de 65 millones de consumidores en 137 países, demuestra que existe una conexión entre empleados felices y clientes satisfechos.

Solo así se explica que uno de los perfiles cada vez más demandando sea el de CHOChief Happiness Officer, es decir, el responsable de que un trabajador esté feliz en el puesto de trabajo.

Cómo practicar el Endomarketing

Endomarketing no es dar una palmadita en la espalda o enviar al empleado una felicitación de cumpleaños, como ahora veremos. Practicarlo requiere e implica un mayor compromiso por parte de la empresa hacia sus trabajadores y desde luego, no debe esperarse a estar en tiempo de crisis o a ver a los empleados desmotivados para aplicar las buenas prácticas del endomarketing.

Da igual si tu empresa es grande o pequeña, preocuparse y ocuparse de tener un equipo motivado, comprometido, fiel y evangelizador es algo que no puedes obviar si quieres que tu empresa y marca crezcan con buenos cimientos y proyecten una buena imagen a tus clientes.

No voy a entrar en este post en tema de sueldos, jornadas horarias o conciliación familiar ya que estos aspectos los abordarán mucho mejor blogs especializados en recursos humanos. Aquí vamos a ver cómo conquistar a nuestro equipo de trabajo a nivel emocional, ya que ese es el terreno de MakingLovemarks.

Estas son las claves básicas para conseguirlo. Muchas te parecerán obvias pero si tienes un equipo de trabajo, plantéate con sinceridad cuántas de ellas cumples de verdad:

  • Intégrales.
    ¿Cómo van a sentirse tus empleados identificados con tu empresa y marca si desconocen cuál es tu filosofía, misión, visión, propuesta de valor, historia, hitos…? No te limites únicamente a explicarles el trabajo que han de hacer. Cuéntales cuál es tu estrategia de marca, contágiales de tu visión y entusiasmo, y sobre todo, transmíteles lo valioso que es para tu empresa que ellos formen parte de ella. Si consigues que tus empleados se sientan valorados y apoyados, se motivarán a dar lo mejor de sí mismos desplegando todo su talento y habilidades y se sentirán orgullos de los logros de la empresa.
  • No olvides decir “gracias” y valorar su trabajo.
    A todos nos gusta que se nos reconozca el trabajo bien hecho y se nos agradezca el esfuerzo. Cuando se nos anima y felicita, más motivados nos sentimos a seguir luchando para mejorar y superarnos día tras día ¿no es cierto? Pues eso mismo debes hacer con tus trabajadores. Pero ¡ojo!: asegúrate de que entiendan bien sus funciones y cada una de las tareas que deben realizar porque ocurre demasiadas veces que se exige y se presiona mucho a los trabajadores sin ni siquiera haberse tomado el tiempo de explicarles adecuadamente cómo se quiere que hagan las cosas. Desafortunadamente, yo creo que todos hemos pasado por esto alguna vez y al vernos perdidos, nos hemos sentido agobiados…
  • No molestes ni distraigas continuamente si no es realmente urgente.
    Si les interrumpes en exceso, tú serás el responsable de su baja productividad. No puedes estar enviando correos o llamando continuamente y pretender después que tengan su trabajo acabado y bien hecho antes de su hora de salida. Y por supuesto, si no es realmente urgente, no les envíes correos ni les llames fuera del horario de trabajo. Las reuniones son otro foco de distracción. En lugar de tener reuniones sólo porque sí, mejor implementa una reunión semanal con tu equipo, planificando previamente un programa y temas a tratar de forma que la reunión tenga realmente un propósito y sentido.
  • Escúchales.
    Pero de verdad, no hagas el paripé de que escuchas si luego no vas a tomar conciencia de lo que tus empleados te cuentan. Escuchar activamente te servirá para identificar problemas y saber solucionar a tiempo antes de que se agrave una situación. Siempre será mejor conocer directamente lo que pasa dentro de tu empresa que percibir un mal ambiente por falta de accesibilidad y comunicación contigo. Muéstrate cercano y empático, eso aportará a tus trabajadores seguridad y tranquilidad para serte sinceros. Puedes escucharles a través de esa reunión semanal que comentábamos antes, reuniones personales o incluso a través de un email o buzón de sugerencias.
  • Hazles partícipes.
    Anímales a que formen parte de los procesos creativos e innovadores aportando sus propias ideas o buscando soluciones. Si sienten que sus ideas son escuchadas y su opinión tenida en cuenta, tus trabajadores se sentirán más valorados e integrados, aumentando su compromiso tanto con su trabajo como con los valores de la empresa. Se emocionarán con los objetivos y retos planteados, lucharán por que sea la primera y la mejor, se sentirán orgullosos de formar parte de ella y vivirán los logros en primera persona con máxima satisfacción.
  • Mantenles informados.
    La falta de comunicación es el origen de muchas tensiones y malos entendidos en las empresas. Informar de las iniciativas y acciones que se están llevando a cabo, o que se pretenden realizar próximamente, permitirá una vez más que tus trabajadores se sientan integrados y que a nadie pille por sorpresa nada. No hay nada más feo que sentirse ajeno o enterarse por terceros de lo que ocurre en tu entorno cotidiano. Muchas son las marcas o empresas que pecan de falta de transparencia, como hemos visto recientemente con los casos de Volkswagen y Abengoa, entre otras.
    En este apartado vamos a incluir también reconocer los errores. Todos tenemos derecho a equivocarnos, reconocerlo hará que tus empleados no tengan miedo a expresarlo cuando ellos fallen.
  • Crea un Entorno favorable
    Son varias las investigaciones que han demostrado cómo el entorno de trabajo influye en el comportamiento de los empleados, promoviendo o disminuyendo su bienestar físico, cognitivo y emocional. Un entorno de trabajo adecuado mejora la productividad y la creatividad, por eso, considera adecuar o mejorar el espacio donde trabajáis de modo que resulte, como mínimo, cómodo, bien iluminado, con buena temperatura y sin altos niveles de ruido. Mi recomendación es que, en la medida de tus posibilidades, vayas un paso más allá como ya han aprendido a hacer varias empresas e incluyas áreas de descanso y relax para desconectar, ya que está más que demostrado que todos necesitamos pequeñas pausas si tenemos largas jornadas de trabajo. El agotamiento no produce más que aburrimiento, cansancio y estrés, por lo que esas pequeñas pausas ayudan a mantenerse fresco, activo y en consecuencia más creativo y productivo. Luego te cuento cómo lo hacen Google y Coca Cola.
    No olvides tampoco dotar a tu equipo de las herramientas y formación adecuadas para que pueda desarrollar bien su trabajo.
  • Motívales.
    La desmotivación emocional suele ser una causa frecuente a la hora de decidir abandonar o cambiar un puesto de trabajo y en muchas ocasiones está por encima de otros factores como querer ganar más dinero. A los trabajadores se les tiene que motivar para que no se sientan estancados o aburridos. Si no hay motivación, tampoco habrá implicación. ¿Cómo motivarles? A continuación te cuento 3 formas de hacerlo.
  • Inspirales.
    Ayúdales a visualizar todo lo que pueden alcanzar si continúan en tu empresa realizando un buen trabajo. Nada los motivará más que saber que la empresa cuenta con ellos y que pueden escalar posiciones dentro del organigrama. Levantarse cada mañana es muy duro si sientes que sólo eres un trabajador más que pasa inadvertido, fácilmente sustituible y que sólo trabajas para poder pagar tus facturas.
    Como dice Michael Burchell, vicepresidente del Great Places to Work Institute, “la clave es crear una sensación de que todos estamos aquí para ganar.”
  • Incentívales.
    Algunas personas se motivan más si trabajan por objetivos que se traducen después en premios, bonos e incentivos materiales: ganar un viaje, un portátil, un coche nuevo… o una subida de sueldo.
  • Sorpréndeles
    Cosas tan simples como una invitación inesperada a un desayuno como muestra de agradecimiento por algún logro o una tarjeta de felicitación personalizada para celebrar un acontecimiento importante del empleado, ayudará sin duda a que tu equipo se sienta más motivado.

 

Hay que tratar a los empleados como quieras que ellos traten a tus clientes.

Fuente: http://pmcgrupo.com/2017/01/06/endomarketing-como-conquistar-tu-equipo-y-enamorarlo-de-tu-marca/