Working Woman

El modelo de gestión de RR.HH de Google

Google siempre ha destacado por su política de empresa y la formula de trabajo de sus oficinas. Pero, ¿qué acciones llevan a cabo para que sus empleados no quieran irse y para tener una plantilla de profesionales llena de talentos?

Todo empieza desde el proceso de contratación. Tras numerosas entrevistas, un pequeño porcentaje de los entrevistados acaba siendo contratado. Hacen un filtro muy pormenorizado, en el que comienzan por llamar a gente que cuente al menos con un master o doctorado.

Sin embargo, aunque para ellos la experiencia es necesaria, una de las características principales que buscan es la capacidad de adaptación. En el mundo digital en el que nos encontramos, los cambios no dejan de llegar y traernos novedades y nuevas tecnologías con las que trabajar. Google busca talentos que puedan gestionar este tipo de cambios.

Una vez traspasas el umbral, las diferencias en el trato del capital humano contrasta con la de otras empresas.

En primer lugar, la empresa busca incentivar la motivación personal. Está muy mal entendido, creer que a través de un sueldo elevado un empleado va a mantenerse contento siempre, y va a crecer en él un profundo sentimiento de pertenencia a la empresa. ¿Y si otra empresa le ofrece más dinero o incluso un sueldo similar por un trabajo más estimulante? La respuesta nunca podrá ser del 100%, pero está demostrado que un alto porcentaje de personas elegirán el otro trabajo sin mirar atrás. Están buscando “sentirse realizados profesionalmente” o “cambiar de aires” o incluso “un trabajo más flexible que valore su tiempo de ocio”.

La respuesta a estos reclamos la encontró Google en su modelo de gestión de Capital Humano.

Comenzando por la motivación personal, la empresa insta a sus trabajadores a utilizar un 20% de su tiempo laboral en un proyecto propia elección.También se incentiva y da libertad para que aporten mejoras en los proyectos que se estén realizando. Valorar y aprovechar las habilidades y conocimientos de la plantilla no solo ayudará a mejorar la productividad de estos sino, que también alimentará su sentimiento de pertenencia.

En cuanto al clima laboral, los horarios de trabajo son flexibles y permite a sus empleados trabajar desde casa. La empresa también cuenta con una empresa de transportes que se encarga de organizar las rutas necesarias para que sus empleados puedan ser recogidos de su casa al trabajo, y por supuesto cuentan con acceso inalámbrico a Internet. También disponen de bicicletas y patinetes eléctricos para moverse entre edificios.

Para las familias, tienen guarderías para los hijos de los empleados. Y salas de recreo para todos los empleados. Los empleados son más productivos si se sienten relajados y tienen tiempos para dispersar la mente.

En referencia a los sueldos tienen una política diferente a los parámetros usuales. No pagan en función del puesto que desempeñes, sino en función de la productividad y los aportes que haga cada empleado. De manera que dos personas con las mismas funciones pueden cobrar sueldos diferentes. Por supuesto las nóminas son absolutamente confidenciales, y se les informa a los empleados que los sueldos siempre podrán subir si su rendimiento sube. En cualquier caso las diferencias de retribución las abonan en acciones.

Para favorecer el rendimiento y la motivación, la empresa tiene implantados objetivos trimestrales, de esta forma, cada empleado tiene una serie de metas que alcanzar al final de cada trimestre centrando el foco en los objetivos y no en el horario laboral.

En el talento se debe invertir y retroalimentar, es por eso que dedican una buena parte en la formación constante de sus empleados y a su vez les facilitan que se pueden formar entre ellos, aprendiendo todos de todos.

Todas estas acciones hacen de la política de gestión de Capital Humano de Google, un modelo a imitar y que hasta ahora parece funcionar bastante bien.

 

Fuente: https://www.isdi.education/es/isdigital-now/modelo-de-gestion-de-rrhh-de-google-0